Una necesaria exhortación a defender el «nosotros» frente al individualismo tribal de quienes apuestan por el «yo» presidió el espíritu de las XVII Jornadas de la Asociación Andaluza Víctimas del Terrorismo (AAVT), celebradas en Jerez de la Frontera durante la última semana de noviembre de 2017, bajo el lema «Unidos viviremos en paz».

Como ya es tradicional, a la cita acudieron casi dos centenares de asociados, representantes del colectivo de víctimas del terrorismo en toda España, autoridades nacionales, regionales y locales y expertos conferenciantes, en el habitual crisol de palabras, abrazos y sonrisas del clásico encuentro anual, esta vez en un final de otoño jerezano que más bien parecía verano, en las instalaciones del Hotel Exe Guadalete y con una inolvidable visita por la ciudad de Jerez y por el vecino Puerto de Santa María.

Al recibir a los participantes, el presidente de la AAVT, Joaquín Vidal Ortiz, agradeció a las autoridades presentes en la sesión inaugural: Antonio Sanz Cabello, delegado del Gobierno de España en Andalucía; la Directora General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo del Ministerio del Interior, Sonia Ramos Piñeiro; el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz Martín; el Director General de Justicia Juvenil y Cooperación de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Francisco Muñoz Aguilera; el asesor de la Dirección de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno Vasco, Enrique Ullibarriarana Errasti; el Comisario Principal Jefe Superior de Policía de Andalucía, José Antonio de la Rosa; el Comisario Principal de Cádiz, Antonio Ramírez Rodríguez; el Director del Centro de Análisis y Prospectiva de la Guardia Civil, José María Blanco; el Director del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez; el Director del Centro Penitenciario de Puerto II, Gustavo Villa; Director del Centro Penitenciario III Miguel Ángel Rodríguez y el Comunicación Manager de la Fundación Víctimas del Terrorismo (FVT), Rafael González.

Mesa presidencial de la sesión inaugural de las XVII jornadas.

Un minuto de silencio en memoria de todas las víctimas del terrorismo.

Igualmente, Vidal manifestó su gratitud y alegría por la presencia de los representantes de asociaciones de varios puntos de España, unidos a la hora de trasladarle a la sociedad la voz de las víctimas, entre ellas, la Asociación de Víctimas del Terrorismo de la Comunidad Valenciana; la Asociación en Pro de los Amenazados, Perseguidos y Exiliados a causa de ETA, ZAITU; Asociación Extremeña Víctimas del Terrorismo; Asociación Canaria de Víctimas del Terrorismo; Asociación de Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado Víctimas del Terrorismo; Asociación 11M Afectados del Terrorismo; Asociación Riojana de Víctimas del Terrorismo; Asociación  Víctimas del Terrorismo Santiago Apóstol; Asociación Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo (APAVT) y la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT). “Muchas gracias por venir y estar con nosotros, queridos compañeros, eso nos da más vida a todos”, aseveró el presidente de la AAVT.

CULTURA, FUENTE DE VIDA

Los encuentros anuales de la familia AAVT constituyen siempre una oportunidad de compartir también cultura y conocimiento. En esta ocasión, la tarde sabatina se dedicó a una interesante visita al Real Alcázar de Jerez de la Frontera, así como a la catedral y a los puntos más destacados de la ciudad, bajo la interesante orientación de guías turísticos profesionales. El invierno jerezano, que más bien parecía un otoño con vocación primaveral, fue el escenario de una hermosa tarde de confraternización por las calles y plazas de Jerez.

El Alcázar de Jerez de la Frontera, una hermosa visita.

El domingo tocó el turno al hermoso Puerto de Santa María, con una visita guiada por el Castillo de San Marcos, el centro histórico y las bodegas Osborne. En el Castillo de San Marcos los asistentes a las XVIII jornadas fueron recibidos personalmente por el alcalde David de la Encina, quien les dio la bienvenida en nombre de los 90 mil vecinos de El Puerto de Santa María.

Representantes del colectivo de víctimas del terrorismo de varios puntos de España junto al alcalde de El Puerto de Santamaría, David de la Encina.